Seleccionar página

Quienes nos dedicamos a, o hemos hecho publicidad en algún momento, muy seguramente nos hemos topado con una historia donde alguien nos cuenta lo bien que le fue y nos hace sentir que malgastamos nuestro dinero, o bien, con una historia donde alguien nos dice que invirtió mucho sin lograr nada y nos hace sentir que somos unos genios del marketing.

La realidad es que cada negocio, cada producto o servicio, cada segmento de mercado, cada nivel de demanda, cada audiencia y cada momento son diferentes; y si al combinar todas estas variables no lo haces de manera correcta, seguramente tendrás una triste historia para contar.

Dos de las características que debes saber combinar antes de lanzarte a hacer promoción de tu negocio son el nivel de demanda que existe, y el tipo de producto o servicio que ofreces. Aquí te dejo las combinaciones más comunes y cómo debes afrontarlas:

 

CUBRIR UNA DEMANDA BAJA CON UN PRODUCTO ESPECÍFICO

Aplica a negocios que ofrecen productos o servicios muy específicos o que muy poca gente necesita, por ejemplo: Una escuela para niños genios, un tornillo de una medida que solo usa un modelo de producto, o consultoría para un cierto proceso de producción.

Seguramente encontrarás poca competencia, igual que pocas ocasiones de vender.

¿Qué tipo de presencia debes tener en medios?

Parte de la premisa de que son pocos los que te buscarán, así que cuando lo hagan te tienen que encontrar a como dé lugar.

Sitio web: Debe mostrar en un lugar visible y claro tu “core business”.

Redes sociales: Pocas publicaciones, donde quede muy claro lo que haces.

Otros medios digitales: Blogs, sitios o directorios muy especializados en tu segmento, con presencia permanente de ser posible.

Medios tradicionales: Revistas o publicaciones muy especializadas en tu segmento.

Publicidad en internet: Mantener un presupuesto siempre disponible en búsquedas de Google Ads.

 

CUBRIR UNA DEMANDA ALTA CON UN PRODUCTO SIMILAR

Aplica a negocios que ofrecen productos o servicios de alta demanda, con precios y características similares a su competencia, por ejemplo: Una distribuidora de productos, una tintorería, una escuela de inglés, y casi cualquier opción que se te pueda ocurrir (Esta es la categoría más común).

Ahí afuera hay muchísimas oportunidades de vender, pero también muchos más que ofrecen prácticamente lo mismo.

OJO: La mayoría estamos enamorados de nuestro producto o servicio, y creemos que es claramente superior al de la competencia, por lo que no caería en esta categoría. Solo asegúrate de que el mercado piense igual que tú.

¿Qué tipo de presencia debes tener en medios?

Parte de la premisa de que debes tener visibilidad en todos los medios (adecuados) y en todos los momentos que te sea posible.

Sitio web: Debe ser en la medida de lo posible más atractivo que el de tu competencia, buscar la manera de no dejar ir a quien llega a éste.

Redes sociales: Muchas publicaciones mostrando todo lo que ofreces y tus fortalezas.

Otros medios digitales: Blogs, sitios o directorios muy especializados en tu segmento, con presencia permanente de ser posible.

Medios tradicionales: De donde se encuentre tu audiencia meta, debes tratar de cubrir todos los medios y tiempo que tu presupuesto te permita, de manera permanente.

Publicidad en internet: De donde se encuentre tu audiencia meta, debes tratar de cubrir todos los medios y tiempo que tu presupuesto te permita, de manera permanente.

Por obvias razones será muy complicado quedarte con todo el mercado, por lo que debes estar consciente de que obtendrás solo una porción de éste. El tamaño de la porción dependerá en un inicio de la cantidad de dinero que inviertas en tener presencia.

 

CUBRIR UNA DEMANDA ALTA CON UNA VENTAJA COMPETITIVA

Aplica para negocios que cubren una necesidad grande, con un producto similar, pero con una ventaja notable que lo hace diferente a la competencia, por ejemplo: VivaAerobus, que entró al mercado ofreciendo vuelos por un precio mucho menor al que estábamos acostumbrados.

¿Qué tipo de presencia debes tener en medios?

Parte de la premisa de que todo el que requiera un producto o servicio como el tuyo, debe enterarse antes que nada del porqué tu producto o servicio es mejor que el otro.

Sitio web: Debe mostrar de inicio y de manera clara la característica que te hace diferente.

Redes sociales: Pocas publicaciones, destacando tu ventaja competitiva.

Otros medios digitales: Blogs, sitios o directorios muy especializados en tu segmento, con presencia permanente de ser posible.

Medios tradicionales: Donde se encuentre tu audiencia meta, debes invertir todo lo que tu presupuesto te permita en una campaña de introducción.

Publicidad en internet: Donde se encuentre tu audiencia meta, debes invertir todo lo que tu presupuesto te permita en una campaña de introducción.

En un inicio la inversión tendrá que ser alta, sin embargo conforme el mercado comience a reconocerte, las búsquedas orgánicas irán en ascenso y tu gasto en publicidad debe disminuir.

 

CUBRIR UNA DEMANDA ALTA CON UN PRODUCTO INNOVADOR

Aplica a negocios que cubren una necesidad de una forma diferente a la común, por ejemplo: Uber, que cubre la necesidad de transportación, con una plataforma que no se había visto antes.

Hay muchas personas que necesitan lo que ofreces, pero seguramente encontrarás resistencia por la forma en la que lo ofreces.

¿Qué tipo de presencia debes tener en medios?

Parte de la premisa de que debes convencer a un mercado de cambiar la forma en la que ha hecho las cosas durante mucho tiempo.

Sitio web: Debe contener de inicio y de manera muy general la necesidad que cubres, y después de manera explícita la manera en que lo haces diferente.

Redes sociales: Muchas publicaciones, destacando lo que haces diferente.

Otros medios digitales: Blogs, sitios o directorios muy especializados en tu segmento, con presencia permanente de ser posible.

Medios tradicionales: Donde se encuentre tu audiencia meta, debes invertir todo lo que tu presupuesto te permita en una campaña de introducción.

Publicidad en internet: Donde se encuentre tu audiencia meta, debes invertir todo lo que tu presupuesto te permita en una campaña de introducción.

Esta categoría requiere mucha paciencia y mucha inversión, sin embargo es la que presenta la más alta posibilidad de que tu negocio llegue a convertirse en uno muy sólido en el futuro. Piensa en Uber nuevamente.

Por: Absalón Treviño

CEO Strategia 2.0

Twitter: @pelondehospicio