Seleccionar página

El embudo de conversión, en este caso embudo de Marketing Digital, pues iremos un paso más allá, es una herramienta utilizada durante las campañas de publicidad en internet, o en cualquier proceso de comunicación digital, para calificar a la audiencia y hacerles llegar información adecuada al proceso de toma de decisión en el que se encuentran.

Cuando inicias un proceso de comunicación con tu audiencia, el número de usuarios es elevado (parte alta del embudo), sin embargo conforme pasa el tiempo y el proceso avanza, éstos se van filtrando y te quedas con un número menor de usuarios (parte baja del embudo), pero con la certeza de que aquellos que se quedan son prospectos, clientes, o incluso clientes fieles.

En este caso revisaremos un embudo sencillo, con las 4 etapas más comunes por las que pasa un usuario/prospecto/cliente durante una campaña de marketing digital.

En cada una de las etapas es altamente importante que tengas una forma de segmentar a tu audiencia y hacerle llegar los mensajes correctos a las personas correctas.

ATRACCIÓN DE PROSPECTOS

En el arranque de tu campaña, debes establecer los canales que utilizarás para atraer prospectos que se interesen en tu producto o servicio de un universo de personas que consideras que pudieran interesarse.

Los canales más utilizados son Google Adwords, Redes Sociales, buscadores y tu sitio web.

NUTRICIÓN DE PROSPECTOS

Los prospectos deben ser atraídos a una Landing Page, donde dependiendo de tu creatividad o de lo atractivo que pueda ser tu oferta de producto o servicio, éstos te contactarán y te harán llegar su correo electrónico o teléfono como muestra de interés.

Dependiendo de la naturaleza de tu oferta, en la mayoría de los casos esto no significa que ya sean clientes, por lo que el trabajo en esta etapa del embudo consiste en nutrirlos de información que los haga tomar la decisión de comprar.

Ya sea mediante correos electrónicos manuales, con automatización de marketing o mediante mensajes en redes sociales, tu trabajo es comunicar de una manera eficiente las bondades de tu producto o servicio para que aquellos que ya mostraron un interés, den un paso al frente.

CONVERSIÓN DE PROSPECTOS

En algún momento del proceso de nutrición, el prospecto tomará la decisión de convertirse en tu cliente (esperemos que todos lo hagan). En ese momento tu trabajo, además de completar la primera compra de manera satisfactoria para el cliente, es motivarlo para que el proceso no termine ahí.

Dependiendo de la naturaleza de tu producto, puedes usar mensajes automáticos para ofrecerles algo más antes de dejar tu sitio web, mensajes de bienvenida vía correo ofreciendo algún otro producto, o la forma en la que tu estés acostumbrado a darle seguimiento a tus clientes y que sea efectiva.

FILDELIZACIÓN DEL CLIENTE

Una vez que el prospecto ha completado su primera compra, es momento de cambiar la estrategia de comunicación con él (ella) y convertirlo de un cliente de una sola vez, a un cliente repetitivo 8si es que aplica para tu empresa).

Ya sea en redes sociales o emailing, debes tener un apartado importante de mensajes programados para enviarle a tus clientes actuales, buscando principalmente que no se olviden de ti y que si esto aplica, repitan la compra del producto o agreguen productos a su abanico de compras convencionales.

Suscríbete a nuestroNewsletter

Suscríbete a nuestroNewsletter

Únete a nuestra comunidad para recibir en tu correo electrónico novedades y tips de Marketing Digital.

Recibirás un correo para confirmar tu suscripción!