Seleccionar página

Medir la eficiencia o incluso el ROI (Retorno de Inversión) en Redes Sociales no es tarea fácil, incluso puede llegar a generar un conflicto entre las áreas o agencias de Marketing y las áreas de ventas o administrativas de las empresas al no poder demostrar el éxito de los esfuerzos de Marketing Digital de manera concisa.

Aquí te dejamos 5 ejemplos de objetivos que puedes ponerte con tus redes sociales, y cómo podrás medirlos:

1.- CONVERSIÓN DE VISITANTES EN PROSPECTOS

Es importante comenzar aclarando que llamaremos prospecto (en este caso) a cualquier persona que nos envíe sus datos siguiendo un link, publicación, o anuncio en redes sociales, a cambio de recibir algo más de información.

Es tal vez uno de los objetivos más fáciles de medir, pues simplemente basta con comparar, una de dos: El número de personas que vieron la publicación, contra el número de personas que siguieron el link a la Landing Page; o el número de visitantes a la Landing Page, contra el número de personas que nos contactaron a partir de ahí.

2.- EFICIENTAR OPERACIONES

No siempre se trata de ventas, en ocasiones la atención a aquellos que ya son nuestros clientes puede ser la diferencia entre su permanencia o migración.

Utilizar las redes sociales para sustituir las llamadas de atención al cliente o soporte técnico puede quitarte trabajo.
Mídelo con la disminución de llamadas de servicio y compáralo con los casos solucionados en redes sociales.

3.- AHORRAR TIEMPO

Muy ligado al punto anterior, el uso de redes sociales con ChatBots puede ahorrarte mucho tiempo con el teléfono al oído.
Un buen hilo de mensajes automáticos con información sobre tu producto o servicio, o con preguntas frecuentes de soporte, puede disminuir fuertemente el número de llamadas que recibas.

4.- ADQUIRIR NUEVOS CLIENTES

Mucho más fácil de medir cuando utilizas un sitio de e-commerce, pues la venta se registra directamente, sin embargo una buena campaña donde otorgues información clara y sobre todo una promoción atractiva, te puede generar prospectos que con una sola llamada o correo electrónico se conviertan en ventas.

5.- EDUCAR A LA AUDIENCIA

Compartir tips de uso, de instalación, de solución de problemas, de condiciones de servicio, etc. puede ayudarte a que tu audiencia resuelva dudas antes de contactarte ya con el problema encima.

Ya sea con la disminución del número de llamadas, o simplemente con el aumento de engagement de la audiencia, podrás medir si tu esfuerzo de educación está o no funcionando.

Cualquier objetivo que te pongas para tus redes sociales, una herramienta de análisis de datos y resultados es imperativa para medir de manera correcta su desempeño. ¡Acércate con un experto!